catamarca

catamarca me pareció increíblemente hermosa. no sé si porque esperaba otra cosa (recuerdos vagos de un viaje de niñez), o porque en verdad lo es, cada rinconcito que conocimos fue una muy agradable sorpresa.
íbamos hacia belén, para visitar el shinkal, cuando en el desvío de la ruta cambiamos abruptamente de planes. iríamos a tinogasta a dormir para al día siguiente visitar las termas de fiambalá. excelente decisión.
las termas son preciosas, y están enmarcadas en un lugar paradisíaco. son diez piletones de piedra escalonados, donde el agua va enfriándose por las caídas, lográndose variaciones de más o menos 5 grados entre cada piletón (arriba surge muy caliente, aproximadamente a 60 grados o más).
fiambalá tiene además un modesto pero interesantísimo museo: el museo del hombre. hay en él muchísimas y valiosas piezas arqueológicas, dos cuerpos momificados (en excelente estado, hallados en la zona cuando se construía la ruta que va hacia chile) y una sala especialmente dedicada a los "seismiles", zona de la cordillera donde hay picos que superan los 6000 msnm, como el pissis, el san francisco, el incahuasi, el ojos del salado, etc.
esta zona es muy visitada por montañistas de todo el mundo.

además, desde fiambalá, se puede acceder a la zona de tatón donde hay grandes médanos ideales para la práctica de sandboard.

en estos tiempos la región está preparando la infraestructura para la próxima edición del rally parís dakar.


piletón de las termas



vista desde las termas

la subida a las termas tiene una pendiente bastante pronunciada. según leímos por ahí, en épocas de lluvia el camino se pone lodoso y la cosa se complica.

en tinogasta, en fiambalá, también en chilecito y en muchos de los lugares que visitamos, es notoria la preocupación (alarma) de los pobladores por el avance de la minería a cielo abierto. cerquita de las termas de fiambalá estaría a punto de explotarse una mina de uranio. la gente del lugar nos decía que no sólo se perderán los atractivos turísticos, sino también el sustento de las personas, puesto que es una zona netamente agricultora.
acá dejo algunos links (ojo, se ven cosas jodidas) de videos que muestran las consecuencias de la minería a cielo abierto:
link1
link2
link3

el chico de la oficina de turismo de belén nos dijo, casi resignado: "aca nos vamos a morir todos de cáncer..."
sentí vergüenza por nuestra desinformación. "bajo la alumbrera" son tres palabras que pronuncia todo el mundo. vale la pena leer este post de taringa.

foto de la mina "bajo la alumbrera". (fuente: http://www.guiafe.com.ar/fotos-argentina-2007/)

saliendo ya de fiambalá, y ahora sí encaminándonos hacia belén, recorrimos algunos hitos de la "ruta del adobe", que son 50 km. entre tinogasta y fiambalá. Se visitan una serie de construcciones, capillas e iglesias de varios siglos de antigüedad, construidos con adobe. Este documento es interesante y completo si se tiene pensado realizar el paseo.


iglesia nuestra señora de andalcollo - reconstruida, luego de haber sido destruida por un sismo

oratorio de los orquera

y otra vez en la 40...
ya salimos de la zona de tinogasta para entrar en el "campo de belén". en la ciudad de belén hicimos noche, visitando el pueblo, para el día siguiente ir a ver el shinkal de quimivil. aquellas personas que lean esto y quieran pasar por ahí, por favor, no ir al hotel "nisi". nisiquiera lo intenten. es preferible dormir en el vehículo, o en un banco de la plaza, o no nisiquiera dormir...
pero tuvimos suerte. logramos salir con vida.

camino hacia belénla plaza de belén

1 comentario:

Leonardo Cesar dijo...

Para seguir el debate y la multiplicidad de visiones sobre la minería en Catamarca: http://www.pergaminovirtual.com/blogs/mineriaencatamarca/

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.